Hablar con alguien sobre tu relación te puede ayudar. No temas por si estás exagerando o por miedo a que no te crean. Normalmente, hablar con alguien ajeno a la relación ayuda a aclararse, puedes sentir alivio y apoyo.

¿A quién pedir ayuda?

Puedes ponerte en contacto con nosotras. No necesitas haber decidido dejar la relación, es probable que estés en un momento confuso, pero intentaremos ayudarte a que tengas las cosas más claras.

La decisión siempre va a ser tuya pero cuanta más información tengas, más acertada será la decisión que tomes.

La única persona responsable de tratarte mal es tu pareja, no asumas la responsabilidad que no te corresponde.

Si prefieres, puedes acudir a los distintos recursos o centros que existen para atender estas situaciones.