Puede ser que tengas dudas sobre si algo de lo que haces en tu relación es violencia contra tu pareja. A continuación tienes varios ejemplos o situaciones que te ayudarán a aclarar tus dudas:

¿Te sientes identificado con estos comportamientos?

Te comes constantemente la cabeza preguntándote dónde está tu pareja, con quién o qué estará haciendo.

Miras muchas veces el móvil (WhatsApp, Facebook, Instagram,…) para saber si tu pareja está on line, qué actividad tiene en las redes sociales (qué sube, likes,…).

Exiges información a tu pareja cuando no estáis juntos sobre qué hace y donde está, y si no te contesta te enfadas.

Te enfada que tu pareja no haga lo que tú quieres.

Cuando te enfadas, a veces pierdes el control, no sabes parar a tiempo y luego te sientes mal por haberte pasado.

Cuando te enfadas y pierdes el control, sueles culpar a tu pareja del enfado, sientes que es tu pareja la que te lleva a ese límite.

Te cuesta concentrarte y estar quiet* mucho rato.

Te enfada que tu pareja no esté cuando la necesitas porque tenga otros planes. Sientes que su familia y amistades son más importantes que tu.

Te molesta que tu pareja no cuente contigo para tomar cualquier decisión ya sea personal, familiar, laboral o formativo.

¿Pierdes el control y reaccionas de forma violenta? Identifica los comportamientos violentos más habituales→

¿Qué necesito saber?

Si a las afirmaciones anteriores tu respuesta es SÍ, es muy probable que en ocasiones ejerzas violencia sobre tu pareja. Si esto ocurre, la primera parte para cambiarlo y la más difícil es admitir que tu comportamiento es equivocado. Debes responsabilizarte de tus actos y estaría bien que cuentes con ayuda para cambiarlos. Nosotr*s podemos ayudarte.