Cómo detectar si estoy ante una relación abusiva

Las amistades tenéis acceso a más información sobre la relación de pareja de vuestros/as amigos/as, compartís más tiempo y podéis detectar mejor cambios en el comportamiento, en el aspecto físico e incluso ser testigos de situaciones de violencia entre parejas de vuestro grupo de amistades. Es importante que no te quedes con los brazos cruzados, debes actuar ante la violencia. Si crees que la pareja de tu amigo/a es abusiva, seguramente estés en lo cierto, pero por si continúas dudando éstas son las conductas-alarma que debes atender:

¿Identificas estos comportamientos?

Está continuamente con el móvil sacando fotos de lo que hacéis y enviándolas a su pareja porque ésta necesita saber lo que hace en todo momento

Se angustia cuando no puede contestar al móvil si es su pareja quien llama o escribe

Cada vez está más desanimado/a, no le apetece hacer las actividades de siempre, está triste o enfadado/a todo el tiempo. Además muestra poca autoestima

Ha dejado las actividades extraescolares y de ocio aunque le gustaban mucho

Falta mucho a clase por estar con su pareja

Ha empeorado mucho en sus estudios, dice que le cuesta concentrarse y le cuesta estudiar o sacar tiempo para los trabajos

Cada vez queda menos con su grupo de amistades y cuando lo hace siempre viene con su pareja.

Su pareja aparece por sorpresa siempre que habéis quedado juntos/as para hacer algo

Has empezado a discutir más con tu amigo/a, todo le molesta y te echa en cara que intentas romper su relación u obstaculizarla

Has presenciado peleas en la que su pareja le/la humilla, menosprecia o insulta en público y tu amigo/a justifica ese comportamiento y se responsabiliza.

Has presenciado peleas en la que agarra fuerte a tu amigo/a, pellizca, araña o golpea. O has visto moratones y arañazos en tu amigo/a y pone constantes excusas para explicarlo.

Si están ocurriendo estas conductas, es importante que actúes y ayudes a tu amigo/a.

PASO 1. Intenta hablar con tu amigo/a a solas

Empieza compartiendo problemas tuyos personales haciéndole ver que confías en él/ella. No le preguntes directamente por su relación. Déjale claro que puede contarte lo que sea, que sois amigos/as y estáis para ayudaros mutuamente.


PASO 2. Su pareja intentará aislar a tu amigo/a

Teniendo cada vez menos trato con el grupo de amistades o provocando discusiones entre ellos/as. No permitas que eso ocurra, intenta no enfadarte por cosas que diga, está confundido/a, o por quedar menos. Busca siempre un espacio con tu amigo/a y déjale claro que siempre estarás a su lado, que no está solo/a.


PASO 3. Cuando te hable de su relación, déjale claro que quieres ayudar y tiene tu apoyo incondicional

Exprésale que te duele que el trato que recibe y que se merece una relación sana y de respeto. Intenta hacerle ver que los celos y el control no son signos de amor, es violencia.


PASO 4. Si tu amigo/a está siendo amenazado/a, su pareja le persigue o tiene una orden de alejamiento, intenta acompañarle y no dejarle solo/a

Si hay una amenaza real, avisa a profesores, padres o policía. Puedes consultar cómo en el Plan de Seguridad


PASO 5. Si se están dando muchas de las conductas-alarma, debes contárselo a algún/a profesor/a o a los padres de tu amigo/a

No te estás chivando, estás ayudando y tu amigo/a. Lo entenderá cuando salga de la relación de violencia. Contacta con nosotras y te ayudaremos a hacerlo

Sospecho que mi amigo/a es abusivo/a con su pareja

Si tienes un amigo/a que menosprecia, humilla o insulta a su pareja delante tuyo, la controla y le prohíbe hacer algunas cosas, salir o estar con determinadas personas, desconfía constantemente de su pareja y pierde el control cuando se enfada, tu amigo/a está siendo abusivo con su pareja. No puedes permitir que se comporte así y debes hacer algo al respecto.

Si están ocurriendo estas conductas, es importante que actúes y ayudes a tu amigo/a

PASO 1. Si eres testigo de humillaciones, insultos, gritos o agresiones por parte de tu amistad hacia su pareja, no le dejes hacerlo. Exprésale que no te parece bien esa conducta y recrimina su comportamiento


PASO 2. Habla con tu amigo/a sobre su forma de reaccionar ante determinadas situaciones e intenta que reflexione sobre las consecuencias. No permitas que responsabilice a su pareja por sus propias reacciones. La violencia es responsabilidad de quien la ejerce


PASO 3. Si tu amigo/a continúa con esas conductas debes hablar con algún profesor/a o con tus padres para que te ayuden a hacer algo. Contacta con nosotras y te ayudaremos a hacerlo